Por qué no debemos rapar a nuestras mascotas
Por mucha gracia (o asco) que te haga sentir esta foto de un husky rapado, cortar el pelo de tu perro al cero es una idea terrible. Sí, el verano aprieta y se avecinan las primeras olas de calor, pero rapar a tu mascota puede producir el efecto contrario al que estás buscando: en realidad, el pelo lo protege del sol.Como explica IndiDogs, cada raza de perro tiene unas necesidades específicas propias de su pelaje que debemos respetar. La función del pelo es la de proteger la piel, ya sea de la lluvia, del frío, del calor, de las picaduras e infecciones o de las abrasiones mecánicas y químicas (arañazos, raspones, desgarros, contactos con productos tóxicos…). La piel desnuda estaría más expuesta, por ejemplo, a la radiación ultravioleta.