Alimentación de la tortuga terrestre

 

La tortuga terrestre solo debe comer alimentos vegetales.
Nada de carnes o alimentos balanceados de perro y gato. Los vegetales de verdulería no son adecuados.
La dieta es el punto más importante, son animales que necesitan fermentar la comida para luego poder digerirla.
Están diseñados para fermentar únicamente fibras y hojas de dietas vegetales.
Las carnes, alimentos balanceados caninos y felinos, huevos, harinas, etc., no sufren fermentación intestinal, sino putrefacción, y ello conlleva a serios trastornos crónicos. Por ello indicar que una tortuga debe comer balanceado de perro o gato o carne o harinas es un grave error de concepto nutricional.
Los alimentos de tortugas e iguanas deben tener un balance muy preciso de vitaminas a,d y e, tener alto porcentual de fibra y mucha proteína
Si la tortuga no puede ver su alimento, no come. Una ceguera por cualquier motivo, temporaria o permanente requerirá alimentación forzada.
Para empezar a comer la tortuga debe calentarse del enfriamiento de la noche, recién entonces empieza a buscar comida.
A toda tortuga se le pone agua fresca y limpia, en lugares y forma en que no pueda volcarla pero que a la vez pueda acceder, por ejemplo por medio de rampas o recipientes con borde a ras de suelo.
Tenga presente que la mayoría de las enfermedades en tortugas se dan por alimentación inadecuada.

los vegetales de las verdulerías en respecto a las de un medio silvestre son poco comparables, si bien los de verdulería son más grandes y su genética está preparada para producir tamaño rápido y madurar más rápido aun, son mucho más pobres en proteínas, vitaminas y fibra que los del medio silvestre.
Eso implica que para que la mascota coma lo mismo en nutrientes debe comer mucho más en volumen.
Pero eso no se puede, ellas solo pueden comer un volumen normal, por lo que siempre está presente el riesgo de la desnutrición y otros problemas (falta de vitamina a, retención de huevos, constipación, etc.)Darle suplementos de vitaminas y minerales (cosa complicada porque calcio y vitaminas suelen tener sabores poco agradables a su paladar), sin una buena dieta de fibra y proteína es inútil y hasta dañino.

La dieta casera ideal podría tener:
60% de vegetales silvestres – hojas de diente de león y de clavo de olor, rosa china; esto se puede conseguir de algún buen vivero y hasta de la calle.
40% de alimento balanceado de tortuga. Se pueden sabor izar con jugos (uva, arándano)
Esta formulación se puede dar mezclada con lo que antes venía comiendo la tortuga para que lo acepte de a poco.
Las plantas de diente de león y clavo de olor son los mejores alimentos naturales, como alimentos elaborados
La tortuga es muy terca y tarda mucho en aceptar una nueva dieta, ingenio, buen gusto y paciencia son imprescindibles para que cambie de hábito de comida.
Se alimentan 1 vez por día. Recuerde muy bien que: la comida no va separada del ambiente apropiado a cada especie.
la mejor de las comidas ofrecida en condiciones inadecuadas de luz, humedad, espacio, ruido, olores, condiciones de estrés por la compañía, etc. etc. tanto dentro del propio hábitat de la mascota o en su proximidad provocarán que el paciente se alimente pobremente.
tortuga e iguana requieren grandes cantidades de agua para estar bien, sobre todo si la alimentan adecuadamente pues como el porcentaje de proteína de la dieta debe alcanzar el 30% (que es mucho) requieren mucha ingesta de agua para no generar gota articular o visceral.
Si la cosa no va bien con el agua todo se complica, aparecen enfermedades, hay problemas con la muda, con la digestión y por supuesto de deshidratación.
Los reptiles mantenidos básicamente con lechuga, tomate y pepino o los que solo reciben alimentos de perro y de gato son los principales candidatos a tener problemas.
Hibernación. Decidir si permitimos que hiberne o no
La tortuga no necesita hibernar para vivir bien, hiberna si baja la temperatura del medio ambiente, nosotros tenemos un invierno frío, entonces su metabolismo baja e hiberna, o sea se entierra varios centímetros bajo el suelo donde los cambios de temperatura no son bruscos y vive de sus reservas grasas.
En zonas muy calurosas, no hibernan nunca.
Si permitimos que hiberne una tortuga enferma, o que no ha vaciado bien su intestino o que tiene huevos dentro la exponemos a un grave riesgo de vida. Hay que solucionar ese problema antes o no dejarla hibernar.
El tema de la hibernación usualmente es despreciado en su importancia, conviene nos consulte su manejo y conveniencia.