¿ como saber si mi gata esta embarazada?

2

¿Cuando será evidente la barriguita en las gatas embarazadas?

En cuanto la gata se queda preñaba, no vas a poder ver que su pansa se agrande . Eso ocurre más tarde.

Es sólo a partir de la cuarta semana de gestación cuando se suele empezar a notar que la barriga de la gata está más hinchada.

Es decir, de los dos meses que dura el embarazo de la gata, solamente durante el segundo mes serás capaz de notar el abultamiento de su barriguita.

Síntomas de embarazo en gatas

1. Cambios físicos cuando una gata está embarazada:

  • Tetillas hinchadas: Para saber si una gata está preñada, observa sus tetillas. Normalmente ya desde los primeros días aparecen un poco más hinchadas de lo normal. Hemos dicho “un poco”, es decir que al principio tienes que ser observador para darte cuenta de la hinchazón, no te esperes que tu gata parezca una vaca así de repente.
    – No obstante, puedes pensar: “bueno, a una gata en celo también se le hinchan un poco las mamas”, -así que te damos la siguiente pista.
  • Pezones rosados: Cuando una gata está preñada, sus tetillas además de hinchadas, se venrosaditas. Este es uno de los cambios más fáciles de observar a simple vista durante los primeros días de la preñez. Observa a tu gata, y si ves que sus pezones están un poco más grandes de lo normal y de un color rosa más intenso de lo normal… tu gata tiene muchas papeletas para estar preñada.
  • Vientre abultado: esto solo lo podrás notar a partir de al cuarta semana de gestación de la gata, y obviamente será la confirmación definitiva (a menos que decidas ir antes a tu veterinario y éste te lo confirme mediante pruebas).

2. Como saber si mi gata esta embarazada por sus cambios de comportamiento:

Además de las señales físicas, también se dan algunos cambios de comportamiento. Tu conoces a tu gata mejor que nadie, así que sobre todo fíjate si hay cambios respecto a su modo de actuar “normal”. Algunos hábitos que las gatas embarazadas suelen tener al principio de su gestaciónson:

  • Pérdida de apetito: puede ser que una gata que era “una buena comedora”, es decir una glotoncilla, de repente no tenga hambre, coma menos y muestre menos interés por la comida.
  • Más apática: muchas gatas embarazadas, juegan menos que de costumbre. No es que de pronto no jueguen, pero podrías observar que se comportan “menos salvajemente”. Puede que salten menos, o corran menos o no quieran jugar tanto como antes. En definitiva, a menudo se observa que una gata embarazada se mueve menos de lo que se movía justo antes del embarazo.
  • Duerme más: normalmente las gatitas preñadas pasan más tiempo durmiendo, descansando o “tiradas” dentro de su cunita.
  • Más mimosa: este cambio es muy común. Las gatas preñadas, sobre todo si tienen muchaconfianza con su dueño, lo buscan mucho para que le de caricias, se quieren recostar a tu lado, se tumban encima del dueño, se restriegan contra él, etc.
    Es un poco parecido a cuando las gatas están en celo, que también se vuelven más cariñosas de lo normal.
  • O más arisca: antes hemos dicho que se vuelven más mimosas, pero eso es en el caso de que tengan una buena relación con su humano, es decir, una relación de amor y confianza.
    Si no la tienen (o si tu gata era ya muy asustadiza y desconfiada por lo que sea), puede que al quedarse embarazada este rasgo se acentue y se vuelva más huraña aún que de costumbre. Puede que se meta debajo de la cama, o de un armario, o se refugie en alguna guarida que tenga y pase ahí bastantes horas

Con todas estas pistas podrás determinar si tu gatita está embarazada o no, antes de que puedas comprobarlo por su barriguita. No obstante, si te lo puedes permitir, también podrías obtener la confirmación certera que te dará un veterinario mediante pruebas, que normalmente se realizan a partir de un análisis de sangre.

Esteriliza! Finalmente, y como último consejo, decir que a menos que desees voluntariamente que tu gata tenga crías por una buena razón (tal vez sea una gata de raza y muy bonita y sepas que puedes colocar bien a todos los gatitos en un nuevo hogar), piensa que cada año nacen miles y miles de gatitos debidos a los “descuidos” de sus dueños. Tenemos que ser dueños responsables.

Hay muchos más gatos abandonados que hogares dispuestos a acogerlos,  por lo que siempre recomendamos la esterilización! Esterilizar a tus gatos evitará que tengan crías no deseadas, así como los molestos comportamientos de una gata en celo.