Cuidados para una perra recién castrada

rp_img_46828_apa_290800_600.jpg

 

Si has operado a tu perrita recientemente para esterilizarla o castrarla, seguramente, el veterinario te habrá dado unas pautas a seguir. Tendrás que hacer caso a todo lo que el especialista te haya indicado, pero además a continuación detallamos una lista de los cuidados de una perra recién operada por castración o esterilización:

  • Llévala en transportín o jaula a casa: como todavía puede estar algo dormida y débil por la anestesia, lo mejor será que la lleves a casa en un transportín o jaula, en brazos o en el coche. Evita hacerla andar ya que empeorará su estado y, por el esfuerzo, podría incluso vomitar.
  • Evita que se toque la herida: colócale un cono o collar isabelino y si el especialista te lo recomienda ponle un vendaje en la zona de la herida. Vigila que no intente morderse o rascarse la herida para evitar que se quite los puntos. Si esto pasa llévala de inmediato a urgencias veterinarias para que se los vuelvan a poner
  • Reposo y relajación: lo principal para recuperarse es que descanse el máximo posible, en una cama cómoda y todas las horas que quiera. Tanto si duerme como si reposa, será bueno para su recuperación. Procura que el ambiente sea tranquilo y relajado. Evita que juegue con otros perros por unos días y no juegues con ella de forma brusca ni la pasees en exceso.
  • Higiene y limpieza de la herida: limpia la herida como te haya indicado el especialista (con suero fisiológico, alcohol, agua oxigenada, yodo y gasas estériles), las veces al día que te haya dicho.
  • Que alguien esté siempre con la perra recién castrada: es vital que siempre haya alguien con ella para vigilarla. Así, si sucede algo, como que algún punto salte o se lo quite, se puede actuar rápido. Además, ella estará mucho más relajada si estás con ella.
  • Alimentación para una perra castrada o esterilizada: cuando ya no tenga los efectos de la anestesia, por la tarde o la noche, podrás darle comida. Es importante que el primer día sea comida muy ligera y en poca cantidad. Prueba con comida casera o húmeda, como una pechuga de pollo a la plancha sin sal un poco de lata especial para perros convalecientes.
  • Medicación prescrita: asegúrate de darle todos los medicamentos que te haya prescrito el especialista, como antiinflamatorios y antibióticos.
  • Acude al veterinario si hay complicaciones: si observas algún problema llama o acude cuanto antes a tu veterinario o a las urgencias veterinarias más cercanas, no esperes al día siguiente ni unos días a ver si lo que sea pasa solo.
  • Pregunta todas tus dudas a tu veterinario de confianza: anota todas las dudas que puedan surgirte y en cuanto puedas coméntalas con el especialista, no te las guardes y así cuidarás mejor a tu peluda.

Cuánto tarda en recuperarse una perra esterilizada o castrada

Esta es una duda también muy habitual entre quienes deciden operar a su compañera peluda. Lo cierto es que depende totalmente de si se ha realizado una intervención o la otra, ya que la castración es más invasiva la esterilización. También dependerá del estado de salud que tuviera la perra antes de la intervención y de si ha habido alguna complicación o no.

Generalmente, en un caso en el que la perrita tuviera una salud buena antes de la operación y no haya habido ningún problema, puede tardar en recuperarse del todo entre 10 y 15 días.

¿Una perra esterilizada engorda?

Este es uno de los mitos que giran entorno a los efectos secundarios de esterilizar a una perrita. Efectivamente, es una creencia popular y no es cierta. Lo que realmente sucede es que, al disminuir su necesidad de reproducción, los animales que han sido esterilizados suelen reducir su actividad física por su propia cuenta, es decir, ya no necesitan salir de casa en busca de otro perro del sexo opuesto y hacer largas caminatas para ello y ya no marcan territorio por motivos sexuales. Por este motivo, no necesitan un aporte calórico tan alto como antes de la intervención y, por ello, si se les sigue alimentando igual, algunos pueden llegar a engordar mientras que otros no.

Así, es mejor adecuar la alimentación a las nuevas necesidades y ofrecerle un poco de menos calorías diarias, como las que encontramos en los piensos especiales para perros esterilizados.

¿Castrar o esterilizar a una perra le cambia el carácter?

Otra de las dudas sobre las consecuencias de la esterilización de perras es si esta les puede cambiar el carácter. Realmente, hay que matizar, ya que si se esteriliza las hormonas seguirán funcionando y, por lo tanto, su carácter no se verá alterado en absoluto.

En cambio, si se castra a una perra sí se retira la actividad de las hormonas sexuales y, en consecuencia, lo que cambia es su carácter respecto a los comportamientos reproductivos. por ejemplo, si antes marcaba territorio, se escapaba de casa y era agresiva por aspectos reproductivos, entonces sí cambiará su carácter y comportamiento respecto a esto, ya que disminuirá mucho o desaparecerá del todo según el caso.

Por esto, su carácter cariñoso, protector, simpáticos, leal, etcétera, hacia su familia no se verá afectado.

Por qué mi perra recién esterilizada atrae perros

Esta es una situación con la que se encuentran muchas personas, tanto si han esterilizado como si han castrado a su perrita. En algunos casos, puede suceder que durante los primeros días haya una subida de hormonas, pero además hay que tener en cuenta que estas seguirán funcionando aunque la hembra sea estéril, así aunque no tenga subidas fuertes de estrógenos seguirá oliendo a hembra para los canes que la olfateen.

En caso de castración, si se realizó cuando la hembra estaba aún en celo o muy cerca de este, es posible que durante los primeros días todavía desprenda olor. Además, puede suceder que si no se ha hecho bien quede algún residuo de tejido que sí tenga función hormonal y por lo tanto la perrita puede entrar en celo y atraer a los machos y sangrar.

Por qué mi perra sangra si está esterilizada o castrada

Como hemos comentado, una perrita operada podría estar en celo por varios motivos, y si ha sido castrada es posible que la operación no se completara bien. Por ello, si está en celo puede sangrar.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que se trate de la propia recuperación, ya que es normal que el cuerpo limpie y para cicatrizar bien pueda haber algunos restos de sangre, tanto por la herida de la barriga como por la vagina. Si es un flujo rosado, en principio no hay que preocuparse, a no ser que dure varios días. Si se ve sangre rojiza o abundante, entonces será necesario acudir a urgencias veterinarias.

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento veterinario ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.